Tres poemas de des-esperanza

Por Ainhoa Ezquiaga

vertical
insolente empapa
el musgo irisa el rayo roca
fiera
me recuerdo en ti cuando los higos maduraban
fui basalto más negro que los insectos hoy
los recojo en el cuenco de las manos
y en ti me tiendo.

felices
los que habitan mi garganta
y recuerdan viajes homéricos.
días oscuros para
los dioses alados mensajeros
jóvenes que en vida queman
las ganas
– felices, homéricos, jóvenes
dioses hemos sido
en días claros como piel noble.

 

(reflejo)
I.
tan
cristal llama
el filo a las luces
distantes minúsculas quebradas antiguas
tu
(reflejo)
y yo
– distantes como luces antiguas
amargamente florecidos –
como hiere
un vivo
muerto

 

II.
nosotras las estrellas

recordamo(os) cayendo(nos)
la helada
– está precioso el campo
escarchado de almendros –
triste quebrada desnuda la noche
yo
(reflejo)
y tú.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s