Siempre entre las sombras acecha la angustia

Por Dante Vázquez

Primer “Diablo”: La noche ciega. Segundo “Diablo”: La euforia de la música. “Tercer “Diablo”: La advertencia evadida. Camino a la fiesta me encontré, en diferentes lugares, a tres personas. Una me dijo que no bebiera demasiado, porque notó la humedad en mis ojos. Otra, que lo evitara porque me temblaban las manos. Y la última, que mejor regresara a casa, porque cuando la oscuridad está inquieta se devora a sí misma. A cada una le sonreí y di las gracias. Cuarto “Diablo”: El autoabandono. Quinto “Diablo”: El olvido propio. Sexto “Diablo”: La desolación. Mareado me senté por un rato, luego salí a vomitar detrás de un ficus. Séptimo “Diablo”: Tambaleando, con un cigarro en la mano izquierda, y un vaso en la derecha, di la vuelta en la calle que da directo a casa. Me recargué en una pared. Mi respiración aumentaba. Tiré el cigarro, para medio conservar el equilibrio, y di unos cuantos pasos. Lo que se abalanzó contra mí era más grande que un San Bernardo adulto. Caí de nalgas y mi espalda amortiguó el golpe seco de mi cabeza en la banqueta. Alguien gritó mi nombre, y pedía ayuda antes aquella bestia me desgarrara hasta el alma.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s