Lo que susurra el río.

Por Sara Amayeli Toscano Magos

El tiempo bosteza un lamento, trazando el andar maestro,
Nacidos de un suspiro, de la maleza, de las entrañas o del vacío.

El misterio de nuestras células se encierra en el recuerdo de un plic, plic, plic, blum…

Las caricias en su venus, los besos esparcidos, húmedos, mezclados, desvergonzados,
Lo presumía, la proclamaba, lo poseía, la encantaba, lo revivía, la adormilaba.

Las ondas hacían vibrar su piel en un eco eterno de un plic, plic, plic, blum.

Su fuente de vida, de sus cabellos las canas, de su corazón las venas, de su sonrisa arrugas.
Iris esmeralda, zafiro, tierra, encaminan lágrimas transformadas en laderas.

Ella muere en cada jadeo y suspiro, él la renace con un plic, plic, plic, blum.

La belleza cristalina que enjarra la tierra, acariciando las hojas, como si fueran centellas.
Ternura andante muestra a su reina, otras el peligro que a ella le encanta y le aterra.

Pero asi es el agua y así es la tierra, eternos con un plic, plic, plic, blum.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s