GRAFFITI Y MURALES: ENTREVISTA A DECKEN KODEAK

Por Alejandra Villegas

AM: Antes que nada, me gustaría que me contaras un poco más acerca de ti y de tu evolución como artista ¿Quién es Decken Kodeak?

DK: Decken Kodeak es un personaje que ha ido agarrando fuerza, una identidad que me sirve para representar mis inquietudes. Está también acompañado de experiencias y sobre todo la mejor herramienta que he podido usar desde pequeño: el grafiti con este el dibujo, viajes y pues ha sido toda una mezcla interesante para poder desarrollar este personaje y así con él muchos otros.

Prácticamente Decken sale de un imaginario infantil, de un recuerdo. El cual me acuerdo que en una parte en Cancún hace muchísimos años y ahora no recuerdo exactamente en donde era, porque era muy pequeño cuando me llevaban a ese lugar. Había una parte de unas rocas donde bajaba el agua, debajo de esas piedras y en medio como de esa pequeña planicie había un boquete donde salía el agua por ese lugar. En mi imaginación entre juego y juego yo pensaba que hacía un sonido similar al de Decken, nunca estuve consiente hasta que entré a este ritual de hacerte un apodo.

Del apodo o del seudónimo ¿no? que vas a pintar ¿cuál es tu tag? ¿cómo te vas a representar? ¿cuál va ser tu nueva identidad? Quizá aquí soy como superhéroe, en este caso como graffitero. Kodeak pues prácticamente es el nombre del crew, del team o de los amigos que nos juntamos para hacer grafiti en ese entonces que estábamos en la prepa y Kodeak es una abreviación que es Colores del Anáhuac, que para nosotros era representar los colores de nuestra cultura, la naturaleza, historia, todo en general, astronomía y yo creo que ha sido eso también un emblema, el cual llevo. Ya no existe ahora, se hizo un estudio, una agencia con ese nombre, pero, también ya lo dejé dos, un par de años y se quedó prácticamente como mi nombre de Facebook.

Y todo mundo ya me conoce como Decken Kodeak y bueno, creo que soy Decken Kodeak una acumulación de cosas y de inquietudes, sobre todo, de demasiadas inquietudes que he ido explorando y sí, también demasiado rebelde en el sentido de buscar a través de sensaciones, de: quiero hacer esto y voy y lo busco ¿no? O sea, generando oportunidades, generando incluso conflictos personales. La idea es llegar ahí y ver qué sucede y después empezar de nuevo.

AM: Te dedicas desde hace varios años al grafiti y a los murales ¿existe una diferencia entre el grafiti y el mural? O ¿mezclas ambas técnicas a la hora de desarrollar un nuevo proyecto?

DK: Sí, grafiti, me acuerdo más o menos que estaba en la secundaria, entre segundo y tercero de secundaria, vi como estaban pintando, pero creo que en ese momento lo que para mí era interesante era que se relacionaba con algo que hacía que era trabajar con turistas, me los llevaba a los arrecifes. Entonces el color de los arrecifes es bastante, en ese entonces era demasiado intensos y eran señal o signo de peligro más que de cosas agradables como los encontramos en la tierra, más noble quizá, eso fue lo que a mi realmente me engancho del grafiti, el tamaño que era enorme, la magnitud, el soporte y el color vibrante.

Entre grafiti y mural técnicamente, hablando en tecnicismos, sí habría diferencias, pero enfocándonos a la parte de lo que yo hago; obviamente uso el muro ya sea denominado mural por Diego Rivera y todos estos grandes artistas mexicanos, el soporte para mí es un muro como cualquier otro. El grafiti es una cultura no es tanto como llamarle al aerosol. El grafiti se desarrolla en muchas disciplinas y creo que es usar muchas herramientas, técnicas para poder pintar sobre una pared.

Y desarrollar técnicas, para mí, sí, ha sido interesante porque existe esa necesidad de querer todo el tiempo estar mezclando cosas. He estado haciéndome esa misma pregunta ¿no? porque existe esa necesidad de la multidisciplinariedad, es decir, de las múltiples disciplinas o ser un artista multidisciplinario, pero creo para mí, es el tener una mezcla y como resultado una evolución. Esa evolución es la que me interesa, todavía no sé hasta dónde me va a llevar esa búsqueda, pero sigo en eso, sigo en ese proceso, ya sea desarrollo un estilo marcado, pero sigo trabajando en ello.

AM: El ambiente de tu trabajo artístico organiza a la naturaleza en un entorno urbano ¿Por qué ofrecer murales llenos de colores, animales y plantas al público urbano?  

DK: Viene mucho de lo que te decía al principio ¿no? El imaginario que tenía infantil, crecer en un lugar donde literalmente no había ciudad, que estaba totalmente rodeado de árboles. Me acuerdo que vivíamos en una palapita en medio del bosque cuando tenía cuatro, como cinco años, me sentía como Mowgli del libro de la selva viviendo ahí en el bosque. Pero al mismo tiempo muy afortunado de crecer en un lugar donde estaba todo lleno de naturaleza y conviviendo también con ese riesgo todos los días que al final se vuelve parte de tu vida, de vivir y sobrevivir. Convives con ello.

La segunda, esa naturaleza se va difuminando con la creación de una ciudad y sobre todo con el turismo, entonces era demasiado radical. Pasar de naturaleza a esta simbiosis de ecoturismo y creo que eso me va llevando como a beneficiarme de la naturaleza-urbanidad o naturaleza-artificial. Se requiere, además, mucha observación ¿Cómo se van desarrollando? De alguna forma existe una crítica hacia eso. Como nos vamos desprendiendo ahora de lo orgánico para pasar a lo artificial de una manera impresionante, quizá más ahora con lo digital donde existe un desprendimiento muy interesante. Digo interesante porque todavía me cuesta definirlo en el sentido de que desarrolla una sensación en mí, de estar mucho tiempo pegado al teléfono, a una pantalla, todo es digital aquí. Ya no existe una sensación de textura como antes ¿no? En los animales podías tocar, llegar, ver, cortar, de sentir cosas suaves, las hojas, el agua, ahora ya todo es totalmente visual y plano. Por eso es interesante esta relación y existe esto radical en el que llega un momento donde me saturo de esto artificial y necesito irme a un espacio natural por bastante tiempo y desconectarme, literal, para poder convivir y crear.

Al final es regresarle un poco, tomar a la naturaleza para incrustarla en lo artificial y así poder regresarle un poco a mi lugar de origen, a esa identidad que ha persistido en mi por muchos años. Eso orgánico que me encanta, el capricho de la naturaleza, la forma, los colores. Lo que de alguna manera se va desapareciendo y eso es a lo que me niego a que desaparezca. Por eso siempre es la insistencia entre presentara lo orgánico en un muro, a través del arte y el grafiti.

AM: Este choque de distintos lugares en tu trabajo refleja innovación para mí y concibe la posibilidad de generar calidez en lugares también fríos, con esto me refiero a que últimamente has estado en dos países donde perdura el clima frio, Canadá y Alemania y ahí has elaborado murales y has estado en exposiciones, como en el medio urbano ¿por qué decides insertar tu obra en ambos países? ¿Cuál es la recepción y reacción del público?

DK: La necesidad de estar en diferentes lugares es lo que traigo conmigo desde niño. Mis padres son migrantes mexicanos, no son de Cancún y creo que esa parte de migrar y la educación que me dieron fue. Ellos son prácticamente mis maestros del viaje, de ir, de estar, de encontrarse. Buscar quien es uno en otras circunstancias. De alguna forma eso está muy marcado en mí, entonces es una cultura de estar en movimiento todo el tiempo, dejando también un fragmento y retomar fragmentos de cada lugar, mezclarlos y nuevamente repetir esta fórmula de combinación y evolución y esa evolución es el resultado del trabajo de ver cosas en cada lugar y en lugares anteriores. Ese fragmento o esa combinación o esa fórmula es a lo que yo llamo este personaje hard to be que se va desarrollando con este viaje y estas circunstancias es lo que le da la fuerza para trascender el lugar y a la vez representar el mismo lugar. Eso es lo que también hacemos las personas, evolucionamos y nos representamos en unas circunstancias, quizá también inconscientemente no se dan cuenta y para los que sí se dan cuenta es más fácil el poder convivir con el entorno y trascender. Porque trascender va a marcar el recuerdo en, también, otras personas de haber estado en cualquier sitio y eso para mí es importante.

Y es chistoso, realmente Canadá y Alemania no fueron los primeros lugares, más bien creo que fue primero México.  Haber recorrido muchas partes, he vivido también en muchas partes, sentirlos no solo llegar, pintar tres días y regresar a mi ciudad si no realmente estar ahí, vivir la circunstancia, ver cómo vive la gente, ver como es mi país culturalmente y así tener un conocimiento de mi identidad de la cultura donde provengo. Después fue, después de muchos años de esos viajes, fue Centroamérica que me marcó bastante y pues de ahí salió un proyecto que se llamó deportados, fue bastante fuerte para mí. Pero el estar en estos lugares ha sido el amor y… el amor personal, el amor hacia alguien más, también como esto se rompe y qué te queda…Cuando piensas que no hay nada, es momento de buscar. Para mí el momento de buscar es también el momento de ir hacia algún lugar, ir hacia un lugar ha sido como buscarme, entonces he ido a Centroamérica queriendo ir hasta Argentina, aunque no lo logré. Me deportan de Nicaragua…de Nicaragua estuve en México como un break, para mí el proyecto ahí aun no terminaba, estuve en México como 8 meses y después, el siguiente paso ya no fue para el sur, el siguiente paso fue para Canadá. Entonces me enfrento con este gran choque cultural en francés al lado de Quebec y realmente que es demasiado frio y sí me costó mucho adaptarme, pero también era interesante como la gente…o sea sí tienen colores no es como me lo decían antes y para mí fue hay muchas reglas que existen como estas trabas ¿no?

Canadá me sirvió para superar Centroamérica, después di este paso para ir al punto final, ese era el proyecto y duro muchos años, duro cinco años ¿no? No solo fueron unos meses y el proceso de llegar a Alemania, de estar ahí un mes y fue el mes más crudo de la temporada de invierno que fue en noviembre y los alemanes les gusta tanto, pero ¡yo estaba! Hice lo que pude, sin embargo, yo me sentí bastante decepcionado por el clima quizá lo cálido no estuvo ahí tanto tiempo. En Alemania no tuve la oportunidad de pintar, pero pude llevar obra, varias obras para que se quedaran ahí en galerías y prácticamente me quede a absorber el frio y un poco la reacción del público…fue nula, o sea no había nada no, no. En Canadá fue bastante mejor, me fui bastante motivado para llegar al siguiente nivel que era Alemania, pero sí fue un choque bastante fuerte, pero ahora ha habido mejor respuesta.

AM: De tu dedicación como artista ha nacido el proyecto de Varios Barrios ¿de dónde surge la idea y con qué fin? ¿En donde se ubica el proyecto? ¿En un futuro lo llevarías a otros estados de México?

DK: Varios Barrios surge con la idea de hacer grafiti en Cancún, en un sector donde pudiera tener atención y no solo la zona hotelera sino empezar a generar un impacto del otro lado, sobre todo cultural y que de alguna forma eso cultural en gente nativa en Cancún que ya no es la población flotante pudiera empezar a generar su propia fuerza cultural ¿no? De dónde vienen, cómo lo pueden mezclar y cómo se va a desarrollar y cómo tomarlo un poco más con fuerza y a partir de esa motivación en colaboración con más amigos se desarrolla la idea y se lleva al siguiente nivel. Me siento orgulloso de decir que Varios Barrios es un proyecto cultural original y de Cancún. Jamás imaginé hacer algo así, que de alguna forma lo llevo al nivel de profesionalismo. El cual empieza como una visión y la fortuna de la pasión. Las personas con las que se iba organizando el proyecto, las marcas que han creído en nosotros y los artistas que también han colaborado y han hecho esto en serio. Y el público en general porque realmente captaron la idea de lo que estábamos haciendo y eso fue interesante, lo de tener una respuesta de la gente de Cancún. Varios Barrios se desarrolló en conjunto con más amigos, prácticamente con el tiempo decidí seguir haciéndolo y me pusieron como director, sobre todo por la iniciativa de querer seguir haciéndolo por mi parte. Entonces se desarrollan seis ediciones en un año y medio y después se empieza a volver itinerante conforme yo me fui a Guatemala, hice una edición ahí. Luego regresé a México donde se hizo una edición en Akumal y por último se hizo una activación en playa del Carmen. Ahora más que llevarlo a otras partes de México me gustaría llevarlos a otros países donde se pudiera tener la necesidad de, como en Guatemala. En un lugar, en un pueblo donde existe demasiada cultura, pero existen también muchos límites. Entonces quisiera llevar con ese proyecto al límite la cultura. Sobre todo, llevar a mexicanos a otros países porque a veces en México tenemos la idea de que no podemos salir de México, sin embargo, no es así. Es bastante fácil, obviamente se necesita mucha dedicación y tiempo para organizar a dónde quieres ir si lo quieres hacer. Aunque hay un cierre de Varios Barrios, la última edición se desarrolla en noviembre en colaboración de otros proyectos grandes de arte que es: Coloquio de Cancún y Esténcil México.

AM: Hay varias dificultadas a las que se enfrenta un artista cuando quiere desarrollar y exponer su trabajo ya sea a nivel local o nivel internacional ¿Cuáles han sido los retos a los que tú te has enfrentado como artista de manera individual y colectiva (como en el proyecto de varios barrios)?

DK: A nivel internacional y local las dificultades cuando se desarrolla un proyecto siempre son las mismas, aunque a nivel internacional la cultura o el idioma influyen más. Por otra parte, cuenta la actitud personal y cuando hay más problemas es porque uno está cediendo a esos problemas, no está buscando como resolverlos. Si se llega a ese logro a ese éxito es porque estás buscándolo y así se llega más fácil a este. En lo personal soy una persona muy sensorial y objetiva, pero a veces con un estado de ánimo cambiante, eso ha sido un trampolín que me ha llevado a poder estar en lugares interesantes. Ahora, en Varios Barrios la insistencia ha sido un buen camino para continuar el proyecto, la dedicación y creer en el proyecto para desarrollarlo la manera profesional. Así evoluciono en cada edición.

AM: Retomando el tema del graffiti, en el pasado esta forma de representación artística en México estaba algo estigmatizada ¿de que manera esa visión ha cambiado? ¿Cómo lo ves ahora dentro y fuera de México? Es decir, ¿se ha cambiado la percepción que se tenía del grafiti?

DK: Las etiquetas cambiaron en el momento en que yo deje de prestarle atención a esos prejuicios, preguntas, a la lupa de la gente: si lo ve bien o mal. Cambio en el momento, también, en el que me hice otras preguntas como: ¿Cómo lo voy a resolver? Con las personas que me aportan algo. Generar signos eso fue lo que dio fuerza y ha logrado, además, que las personas tengan una mejor aceptación respecto a eso. La gente tiene una opinión general de lo saben y no saben, creo que en vez de pensar en esos temas mejor nos enfocamos en lo que sí nos interesa. Todo esto que te menciono es igual en otros lugares que he visitado a algunos les interesa a otros no, pero es como tú o yo o como personalmente lo enfoco o lo trasmito al público.

AM: Dentro del graffiti y los murales ¿Qué artistas influyen en tu obra?

DK: Dos alemanes, uno es del norte de Alemania ¿ su trabajo es muy geométrico. Combina letras tridimensionales que salen de la pared. El segundo es del sur de Alemania es un trabajo orgánico, todo lo contrario, al primero. Muy orgánico, mucho dripping y luego otras influencias que no tienen nada que ver con graffiti como Ernst Haeckel que es un biólogo. Esos dos artistas y ese biólogo que tiene una ilustración de biología de cuando no existían elementos para el estudio de microrganismos, sin embargo, tiene ilustraciones de estos, además estudiaba a las medusas. Ahora la gente, los lugares, la comida y dibujar mucho eso ayuda.

AM: Finalmente, y porque a los lectores nos gusta saber más de nuestros artistas favoritos ¿Cuál es tu comida preferida?

DK: Me gustan muchas cosas sobre todo la pasta, la crema de champiñones y las frutas: fresas, moras, manzanas creo que eso es mi favorito.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s