Siempre fui un náufrago

Por León de Santurtzi

Hay otros océanos

en los que perdernos.

Miradas profundas

que por su abismal estirpe

nos ahogan.

Y viejas fotos

roídas en algún cajón

de la memoria.

 

Yo por mi parte

me convencí de navegar sin velas.

Dejar que la brisa

fuera el destino

en un mundo joven y desconocido.

 

Pero mi sombra ya no está

¡quedó encerrada en alguna noche!

 

Y mis leguleyos fueron olas

Y el trémulo sueño

surcó horizontes

más nunca llegó a puerto.

 

Cansado estoy,

cansado…!

sin embargo

mi voz tiene algo que decir:

Nací, crecí

y no di frutos.

Hubo quien se ahorcó

y quedó colgado de mis ramas.

Apenas el olvido

arrancó sus caras

y me sentí desnudo.

 

 

No quedó nadie.

Ni yo me despedí.

 

Abandoné inmediatamente la vida

en cuanto empecé a hundirme.

Abordé otros barcos, otras rutas,

otros brazos.

 

Ojalá el tiempo me abandonase

para de nuevo empezar.

Siempre fui un naufrago y jamás conocí el mar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s