Ganarse la vida jugando videojuegos, un sueño hecho realidad

Por Israel “RaekPardo” Moreno

Recuerdo que la primera consola con la que pude jugar fue el glorioso Nintendo 64, consola que, si bien no era la mejor, fue la que llegó a tener títulos míticos. Ahí empezó mi amor por los videojuegos.

El vicio incrementó pasando el 2001, cuando mi hermano mayor consiguió una computadora, que para mi gran sorpresa también podía jugar ahí no solo juegos destinados a PC, sino emuladores que me permitían jugar títulos de consolas pasadas a mi iniciación a los videojuegos. Los juegos que más me marcaron en la PC fueron los épicos Starcraft, Diablo II y Warcraft, todos de Blizzard. Podría decirse que yo era lo que se considera hoy como “niño rata”, sin embargo decidí adentrarme más a esto.

Luego pensé “¿Se podrá ganar dinero jugando videojuegos?”. Mi padre respondió algo que nunca olvidaré “Nadie, jamás podría ganar dinero haciendo esas pendejadas. Quítate esa idea de la cabeza y mejor prepárate para algo que si valga la pena”, fueron las palabras de mi padre al saber que quería ganarme la vida jugando. Idea que fui abandonando poco a poco. Digamos que mi sueño estaba adelantado a la época.

Sin embargo, la realidad actualmente es complemente distinta. Hoy en día ganar dinero jugando videojuegos es una realidad, una muy buena realidad. Gracias al glorioso internet y a las plataformas de stream como Twitch es posible que los jugadores puedan ganar una buena cantidad de dinero.

Pero, ¿qué es stream? Es transmitir en vivo. El termino se popularizó en Twitch y normalmente se utiliza para las transmisiones en tiempo real de personas jugando videojuegos, la “magia” de Twitch es que la gente que está sintonizando tiene un chat directo con el streamer.

 Y… ¿Cómo es que los streamers ganan dinero? Simple, con donaciones de las personas que lo ven. Una sola persona puede donarles desde 1 USD hasta 1,000 USD. A eso se le agrega que puede tener un público de 100 o 100,000 personas en una sesión de 5 horas y que el 30% le done le 1 USD. Ya podemos echar cifras muy tentadoras.

Sin embargo, no sólo son las donaciones. Empresas pueden identificar a un streamer popular y comprar un espacio en su canal en Twitch para poner publicidad. Además, el streamer puede tener un canal en YouTube y subir sus videos editados con jugadas de cualquier juego y si, al igual que en Twitch, sus videos tienen un jugoso número de visitas, las empresas se contactan con el dueño del canal para poner publicidad.

Entonces tenemos tres fuentes de ingresos que un videojugador (o gamer) puede tener. Todo esto es algo que la población hace 10 años jamás hubiera imaginado.

Un streamer no necesita ser buen jugador, basta con que tenga carisma y la gente se encariñe con él o ella, porque si, las mujeres que juegan videojuegos son tan numerosas como los hombres.

Así que no te preocupes si tus hijos, hermanos o algún conocido ha decidido querer ganar dinero jugando, porque hoy en día eso es posible y sumamente rentable, y si se quiere dedicar a ser jugador profesional en los eSports, no le destruyas el sueño, apóyalo.

¿Qué son los eSports? Si todo sale bien, en el siguiente número hablaré de eso, el porqué es tan rentable, porqué es el futuro y el porqué está destronando a los deportes tradicionales.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s